Compartiendo bienes biológicos y beneficios

Muestras de diferentes progenies de cruzas de prueba sembradas para un estudio de asociación del genoma completo (GWAS por sus siglas en inglés). ©2012 (CIMMYT)

El componente de “Gestión de Información y Servicios” del proyecto incluye el desarrollo de una Estrategia Proactiva de Propiedad Intelectual (PIPS, por sus siglas en inglés) para alinear la ética del proyecto con un conjunto de valores y principios fundamentales:

  • Involucrar inclusivamente a los interesados de una manera equitativa. Compartir los bienes biológicos (germoplasma, datos, conocimiento, herramientas, etc.) producidos por SeeD de forma amplia y equitativa con los interesados e involucrados en el mejoramiento del maíz y el trigo, al tiempo que se reconoce la propiedad y autoría de los que los produjeron, y se intenta “nivelar el campo de juego” de los usuarios de dichos bienes biológicos, para maximizar el impacto de SeeD en la seguridad alimentaria en México y a nivel global.
  • Acelerar los ciclos de innovación y la entrega de cultivares. Desalentar los reclamos de propiedad intelectual (PI) sobre los bienes biológicos desarrollados por SeeD para que estén disponibles en un contexto precompetitivo, sin trabas, garantizando a su vez que los fitomejoradores los puedan incorporar en sus programas de mejoramiento genético. Al mismo tiempo, incentivaremos la innovación subsecuente, aceptando el desarrollo de productos derivados (cultivares) mediante la utilización y el desarrollo posterior de los bienes biológicos de SeeD; productos derivados que pueden ser implementados o comercializados usando una variedad de modelos comerciales y herramientas de marketing, incluyendo la protección de la PI.
  • Compartir los beneficios con los proveedores de germoplasma original. Establecer canales mediante los cuales se puedan compartir los beneficios derivados de un mayor uso de los recursos genéticos para el mejoramiento genético del maíz con los agricultores de subsistencia en México, cuyas vidas, hasta la fecha, dependen de variedades criollas de maíz como medio de sustento.

Participantes de un taller sobre aspectos de propiedad intelectual relacionados con los objetivos de SeeD. Lista completa (en orden alfabético): Francisca Acevedo Gasmán, Alan Bennett, Eva Karina Chávez, Jesús Cuevas Coeto, Fernando de la Torre, David Ellis, Bibiana Espinosa, Bonnie Furman, Manuel García García, Fernando González, Rosalinda González Santos, Bryan Harvey, Juan Manuel Hernández Casillas, José Luis Herrera Ayala, Elleli Huerta Campos, Andrzej Kilian, Michael Kock, Moisés Martín Morales Rivera, Tom Payne, Samuel Peña Garza, Juan Carlos Reyes Navarro, Carolina Roa, John Stephen Smith, Clay Sneller, Suketoshi Taba, Jose Luis Torres, Peter Wenzl, Amor Yahyaoui. ©2012 (CIMMYT)

Las ideas, los elementos posibles y principios relacionados con el intercambio de datos y germoplasma, además de los beneficios derivados de la utilización de los recursos genéticos, se identificaron y discutieron en dos reuniones con interesados, incluyendo a representantes de bancos de germoplasma, el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS), la red del “Sistema Nacional de Recursos Fitogenéticos” (SINAREFI) para el maíz, el Proyecto Maestro de Maíces Mexicanos (PMMM), la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), así como algunos programas públicos y privados de mejoramiento de semillas. Estos principios e ideas se afinarán para implementar PIPS en el proyecto SeeD durante el 2013.

Para obtener más información, escríbanos a: seed@masagro.org